Errores habituales en la elección de tu calzado de verano

Publicado en08/06/2021 por 234
Favorito1

Desde Elena Hernández te hacemos una lista con los errores más habituales que solemos cometer a la hora de elegir nuestro calzado de verano

El verano están más cerca que nunca y las temperaturas nos están dando la bienvenida a la estación del año más calurosa. Los termómetros no han dejado de subir, lo que significa hacer el típico cambio de armario. No solo en lo que respecta a la ropa, también al calzado. Es momento de guardar las botas y botines y sacar todo aquel calzado abierto, cómodo y transpirable.

En la colección de primavera-verano 2021 de Elena Hernández te damos a conocer todo lo que necesitas para la salud de tus pies con el exceso de calor. Se trata de alpargatas, sandalias o zapatillas que te acompañarán todo le verano. Pero a veces cometemos una serie de errores cuando compramos este tipo de calzado que pueden repercutir en la salud de nuestros pies y ser dolorosos. ¡Te hacemos una lista para que no te pase!

Errores comunes en el calzado de verano

El calzado de verano no tiene que ser ni muy apretado ni demasiado holgado. Si no se adapta bien, los músculos de tus pies acabaran por tensarse en exceso. Eso supone que arrastrarás los pies al caminar e incluso llegar a producir una deformación en los dedos y las articulaciones. Sin contar las ampollas, los dolores de espalda y de rodillas que serán casi constantes.

Enlazando con el anterior punto, el calzado que te compres tendrá que ser de tu talla. No vale ni un número más ni un número menos. A veces nos dejamos engañar por la estética y el bonito diseño y no nos importa coger un número más. Es un error común y muy poco beneficioso para tus pies. Al quedarnos grandes tensaremos más los pies para que no se deslice en el calzado, incluso puede hacernos tropezar.

Los materiales también son importantes a la hora de escoger el calzado de verano. Al ser una de las épocas con mayor calor, intenta evitar los zapatos de piel sintética. La razón es que, con las altas temperaturas, sus componentes químicos pueden entrar en contacto directos con nuestros pies. Impide que la piel transpire, lo que podría derivar en la aparición de hongos. Apuesta siempre por materiales naturales.

Un ejemplo interesante es el calzado lacado. Es muy bonito, atractivo y vistoso, una pieza interesante para tus pies, pero para otra época del año. No son buena idea para el verano ya que no deja que circule el aire y los cambios de temperatura le afectan bastante. Si el termómetro sube de los 25ºC es posible que notes como se agrietan, por lo que el verano no es su época favorita.

Menú

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse

Esta tienda te pide que aceptes cookies para fines de rendimiento, redes sociales y publicidad. Las redes sociales y las cookies publicitarias de terceros se utilizan para ofrecerte funciones de redes sociales y anuncios personalizados. ¿Aceptas estas cookies y el procesamiento de datos personales involucrados?

Contenido no disponible